Joyas de la historia de la informática en una colección almeriense

Coleccion retroinformatica Almeria“Esto empezó con tres frikis que de forma individual, allá por los años 80, no tiraban nada de sus equipos, y además recogían lo que iban encontrando por ahí”, dice riendo Ismael Olea. “Bueno, en realidad recogíamos con criterio, lo que nos interesaba, lo que veíamos que tenía un cierto valor histórico…”.

“Por ejemplo”, dice Andy Orencio, “a mí me dio por los dispositivos móviles pequeños: las calculadoras de bolsillo, las agendas de bolsillo, cosas pequeñas que se programaban… Las iba guardando todas”.

Olea es consultor, Eduardo García López es especialista de sistemas y comunicaciones, y Andy Orencio Ramírez Pérez es administrador de bases de datos. “Informáticos, vamos”, dicen. Se conocen desde el instituto, y han coincidido en distintas etapas de sus vidas.

“Y siempre estábamos hablando de las máquinas, que si vamos a repararlas… ”, dice Eduardo. “De modo que un día nos decidimos a agruparlas. Además, ya nuestras madres y parejas nos estaban poniendo fecha para sacar de las casas todo los aparatos…”.

Por fin, en el año 2000, aprovechando que al suegro de Eduardo le había quedado un local en Alboloduy, agruparon allí las tres colecciones.

20 años… es mucho El día está fresco en la sierra, ideal para trabajar un poco limpiando y ordenando el local abarrotado de ordenadores antiguos y componentes clásicos que conforman lo que ellos han llamado ‘Museo Almeriense de Retroinformática’.

Aquí hay verdaderas joyas de este mundo trepidante y vertiginoso de la tecnología en el que equipos o sistemas de hace veinte años son ya calificados con términos como ‘arqueológicos’, o parecidos. Apple, IBM, New Brain, Sun Microsystems, Sinclair, Spectravideo, Amstrad, Sanyo, Atari… Algunos de estos nombres ya solo existen en el recuerdo y la nostalgia de historiadores e informáticos de toda la vida, otros han cambiado incluso sus modelos de negocio, otros se mantienen…

Coleccion retroinformatica Almeria Apple“De como se trabajaba en el mundo de la informática hace 20 años, a como se trabaja ahora, no tiene absolutamente nada que ver”, dice Eduardo. “¡Y porque no tenemos núcleos de ferrita, que eso ya…! Yo he trabajado con placas en las que había que estar insertando chips para hacer las ampliaciones de memoria, lo que sería impensable ahora. O tener que configurar una placa serie diciéndole en qué interrupción estaba la placa para que no coincidiera con otros dispositivos… Eso era algo normal hace 20 años. Hoy es todo conectar y usar, Plug and Play”.

Y no solo están los ordenadores y consolas. “Además tenemos cajas enteras con componentes que hasta puede que sean más representativos, porque son las vísceras de los equipos”, dice Andy. La gran asignatura pendiente, reconocen, es poner todas las máquinas en funcionamiento. “Eso me toca a mí”, sonríe Eduardo.

Asociación Con el tiempo se les ocurrió la idea de hacer un museo con la colección, e incluso crearon la asociación ‘Museo Almeriense de Retroinformática’, “que aunque no la tenemos muy al día, ahí está. Establecida, y con CIF y página web (http://olea.org/proyectos/museo-retroinformatica)”, explica Olea.

Pero primero deben inventariar y clasificar bien la colección. Hubo un primer intento hace un tiempo, pero el trabajo definitivo aún está por hacer. El tiempo libre, como siempre, es el gran problema. En la colección, calculan, habrá unos 40 o 50 equipos completos, más componentes… El criterio fundamental de los tres coleccionistas para elegir las piezas de sus catálogos es su valor histórico singular. “Tienen que ser equipos simbólicos, que hayan tenido un valor definido en su época”, dicen.

Retroinformatica 3“Además, nunca hemos terminado de formalizar un modelo de ingresos”, admite Olea. “Tratamos siempre de ofrecer la colección para exposiciones puntuales, pues sabemos que mantener un museo, como tal, para ser visitado, es muy caro. Y puede que tampoco haya suficiente público en Almería como para que eso esté permanente. Hay que tirar por una aproximación mucho mas ágil: mantener la colección bien definida y anunciada, un proyecto comercial bien definido, y ofrecerlo de una manera planificada: aquí tienes el equipo, te lo enviamos de tal forma, lo recibimos de tal otra… De modo que se pueda tener una cantidad de ingresos que por un lado costee todos estos movimientos, y por otro, en teoría, también sirvan para mejorar los equipos, comprar piezas que falten, o que no podamos conseguir gratuitamente… Aquí hay equipos por los que se puede haber pagado un millón de pesetas en los años 80, que era dinero”.

Por lo pronto, la colección de retroinformática que se conserva en Alboloduy ha viajado varias veces. Hace unos años estuvo en Extremadura; y ya en la órbita del colectivo HackLab Almería, al cual pertenecen los tres coleccionistas, se montó una muestra el pasado noviembre en el IES Al Andalus durante las jornadas SLCENT. Y en abril también viajó a Huércal-Overa.

Los preferidos La colección guarda auténticas joyas, pero en estas cosas del querer siempre hay preferencias, piezas que tocan el alma de una manera especial.

Sonríen y meditan por un momento. Para Eduardo es el Apple II, “por la historia, por el equipo que tiene, porque fue el primer equipo de pc comercial”. Para Andy, es el IBM 3738, el de 1979, “el grandote, porque es el único ordenador empresarial que tenemos de una época antigua. Era un equipo que podía valer una pasta”. Para Olea es mas difícil decidir: “Tal vez el IBM PP portable”, dice al fin. “Es muy raro, y creo que funcionaba. Es muy llamativo para la gente. Pero también el Sinclair ZX81, que lo tenemos impecable, completo. Tenemos varios microordenadores completos. También el Spectravideo…”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s